Cambios a la Ley de Ciencia y Tecnología no se lograron en este periodo

Los tan esperados cambios a la Ley General de Ciencia y Tecnología de los que dábamos cuenta en este espacio y que fueron planteados por el gobierno federal, legisladores y apoyados por la comunidad científica tendrán que esperar, pues en la última sesión ordinaria de la LXIII legislatura del Senado no se logró votar el tema. Recordemos que en los primeros días de este año, el presidente Enrique Peña Nieto confirmó la intención de modernizar la normativa en materia de ciencia y tecnología, a través de una iniciativa de reforma a la ley, ésta se concretó el pasado 6 de abril, cuando el mandatario envió al Senado de la República la iniciativa denominada Visión de Largo plazo (20-30), que si bien veía los tiempos muy justos para su aprobación, tenía la confianza de que éste era un tema consensuado y sin intereses partidistas. Pese a que la propuesta no contiene las modificaciones de gran calado que se requiere —según las voces de científicos, investigadores y expertos en el tema—, sí concibe las bases de lo que se espera que sea una política de largo plazo para el sector.
El Economista: http://bit.ly/2rIDsbI

 

Ante enojo de solicitantes de becas, Conacyt ofrece regularizar atención

Las manifestaciones de protesta e inconformidad de los estudiantes de posgrado que desde febrero anterior han solicitado una beca al Consejo Nacional de Ciencias y Tecnología (Conacyt), arreciará en los próximos días, debido el retraso del organismo para responder las solicitudes de los postulantes. Ante esta creciente inconformidad, Miguel Adolfo Guajardo Mendoza, director adjunto de Planeación y Evaluación del Conacyt, aseguró que antes de que concluya esta semana se regularizará el proceso para dar respuesta a las más de 30 mil solicitudes presentadas en tres meses. El funcionario explicó que el retraso se debe a una migración de plataforma tecnológica que hizo el organismo para atender todas las solicitudes, y en cuyo proceso han surgido contratiempos no previstos, los cuales se están resolviendo.
La Jornada: http://bit.ly/2rIfygB

La Nasa enviará a Marte un helicóptero miniatura en 2020

La Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (Nasa) anunció su intención de enviar en 2020 un helicóptero a Marte, aparato miniatura similar a un dron que permitirá profundizar en el conocimiento sobre ese planeta. El aparato, llamado The Mars Helicopter, tiene un fuselaje apenas un poco más grande que una pelota de beisbol y pesa menos de 1.8 kilogramos. Tendrá como misión viajar desde la Tierra con el Mars 2020, un robot sobre ruedas que debe estudiar la habitabilidad del planeta, buscar indicios de que anteriormente hubo vida, así como evaluar los recursos naturales y los peligros que podrían enfrentar exploradores humanos.
La Jornada: http://bit.ly/2L5Pkwm

Cómo los astros influyen en la vida de los habitantes de la Tierra

Los cambios en la órbita terrestre o el paso del Sol cerca de estallidos de supernovas pueden explicar cambios en la evolución de la vida en el planeta. Los astros que vemos en el cielo influyen sobre la vida en la Tierra, aunque no del modo en que sugieren los horóscopos. El Sol es la presencia central, la fuente de la energía que permite la existencia de seres vivos en nuestro planeta, pero la Luna también desempeña un papel fundamental. Su presencia da estabilidad a la Tierra que, si no tuviese un satélite tan grande, bailaría como una peonza a punto de caer. Los grandes cambios en la inclinación respecto al Sol harían que en periodos relativamente cortos de tiempo se pasase de un planeta sin casquetes polares y hasta 50 grados más caliente que en la actualidad a otro en el que los hielos permanentes llegasen hasta Marruecos. Los investigadores que analizan el pasado de la vida terrestre han observado que, pese a esta relativa estabilidad ofrecida por la Luna, la biodiversidad ha fluctuado de una forma regular a lo largo de períodos prolongados de tiempo. Estos cambios, según se acaba de publicar en la revista PNAS, pueden tener que ver con los movimientos de la Tierra en su viaje por el cosmos.
El País: https://goo.gl/vo7wyo

Los robots aprenden modales

La Universidad Pablo de Olavide desarrolla máquinas con inteligencia social, que prevén tus intenciones, reconocen por la cara el estado de ánimo y saben comportarse en público. Los robots de fábrica tienen pocos modales. No los necesitan para sus tareas. Pero los creados para desenvolverse en entornos humanos de alta afluencia necesitan inteligencia social. Es uno de los campos en los que trabaja el Service Robotics Lab (Laboratorio de Robótica de Servicios) de la Universidad Pablo de Olavide (UPO) de Sevilla, que llevará sus trabajos y sus investigaciones a la próxima International Conference on Robotics and Automation (ICRA), que se celebra este mes en Australia. Multinacionales japonesas ya han pedido la colaboración de este laboratorio español. Mientras Luis Merino, codirector del laboratorio sevillano, muestra el centro, su equipo empaqueta una de sus creaciones para una prueba en Barcelona. Es un robot creado para inspeccionar canalizaciones subterráneas capaz de moverse solo y comunicarse a través de una red inalámbrica propia. Esta máquina, que evita trabajos peligrosos e ingratos a los humanos y es capaz de hacer mapas en tres dimensiones, fue su respuesta a un proyecto europeo en el que las ciudades planteaban necesidades a los desarrolladores. Ya han pasado todas las fases y las empresas han empezado a probarlo.
El País: https://goo.gl/d4LsRg

La reactivación de genes embrionarios en adultos, antesala de tumores y metástasis

La investigación de María Ángela Nieto Toledano ha develado la complejidad de este mecanismo en el desarrollo del cáncer. La ganadora del Premio México de Ciencia 2017 inicia su visita académica. Las células “viajeras” y el entendimiento del desarrollo embrionario contribuyen a desvelar uno más de los oscuros secretos del cáncer. Este hallazgo corresponde a las investigaciones que ha llevado a cabo la española María Ángela Nieto Toledano a lo largo de más de dos décadas, uno de los motivos por los cuales fue acreedora del Premio México de Ciencia y Tecnología 2017, que el gobierno federal otorga a científicos de Iberoamérica, excepto de nuestro país, desde 1990 a través del Consejo Consultivo de Ciencias. La científica recibió el galardón en enero pasado de manos del presidente Enrique Peña Nieto y ahora está en México para iniciar una gira académica por varias instituciones, que inició ayer en el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) y continúa hoy en El Colegio Nacional. En conferencia en Conacyt, la científica del Instituto de Neurociencias de Alicante, perteneciente al Consejo Superior de Investigaciones Científicas de España, explicó algunos detalles de su trabajo y cómo moldearía la generación de una terapia más en contra de la enfermedad de enfermedades, llamada cáncer.
La Crónica: https://goo.gl/Yt48cN

El Homo naledi, un hominido de cerebro pequeño, también era inteligente

El Homo naledi, la especie de homínido descubierto hace cinco años, pudo haber tenido un cerebro muy pequeño, pero con una organización similar a la humana, según un estudio que publica ayer PNAS. Una organización cerebral similar a la humana “podría significar que el naledi compartía algunos comportamientos con los humanos a pesar de que su tamaño de cerebro era mucho menor”, indica un comunicado de la Universidad de Witwatersrand (Sudáfrica). Los expertos examinaron la huellas que dejó el cerebro en los cráneos de esa especie y la investigación resalta la forma humana del diminuto cerebro del naledi, lo que sorprendió a los científicos que estudiaron los fósiles. Estos hallazgos cuestionan aún más la creencia de que la evolución humana era una marcha inevitable hacia cerebros más grandes y complejos. El Homo naledi fue hallado en 2013 en la cueva Rising Star de Sudáfrica (cerca de ­Johannesburgo) en lo que se considera uno de los descubrimientos más significativos de homínidos en lo que va de siglo. Los expertos se han preguntado cómo el naledi existió junto a otra cuyo cerebro era tres veces más grandes y el nuevo estudio sugiere que el comportamiento de esa especie pudo ser un reflejo de la estructura y forma de su cerebro más que de su tamaño. Los investigadores reconstruyeron trazas de la forma que tuvo el cerebro del naledi gracias a la colección de fragmentos de cráneo, procedentes de, al menos, cinco individuos, uno de los cuales tenía una huella “muy clara de las circunvoluciones en la superficie del lóbulo frontal izquierdo del cerebro”.
La Crónica: https://goo.gl/eGCo22